3 herramientas para reforzar tu autoestima

imagen autoestima

¿Cuántas veces has escuchado que la verdadera felicidad proviene de uno mismo?
¿Cuántas veces te han dicho que tu bienestar depende en gran parte te ti y que para poder querer a alguien primero debes saber quererte a ti mismo?

De alguna manera todo ello viene a reconocer la importancia de la AUTOESTIMA, que viene a ser aquello que piensas de ti mismo, cómo te sientes con esos pensamientos y cómo aplicas todo ello en tu vida.

Cuando la vida resulta sencilla y todo nos va bien, es fácil caer en la autosatisfacción, pero  cuando las cosas se complican y surgen las dificultades (pérdida del trabajo, ruptura con la pareja, fracaso en un proyecto…)nuestro bienestar emocional se agrieta como una pared vieja y las insuficiencias en la autoestima se presentan despiadadamente, provocando sufrimiento y malestar.

Ser consciente del estado de nuestra autoestima y disponer de herramientas para mejorarla no sólo nos proporcionará una fuente de motivación y de impulso para la acción, sino que además nos protegerá como una vacuna cuando lleguen las adversidades y lo más importante: cuidaremos nuestra salud. Está demostrado que una falta de autoestima genera emociones negativas que pueden provocar estrés y depresión.

Aquí tienes 5 preguntas que te ayudarán a tomar conciencia de tu autoestima:

1.- ¿Te cuesta aceptar regalos y te sientes en deuda cuando te dan algo y en ese momento tú no das nada cambio?

2.- ¿Cuando te alagan y te reconocen un mérito, le sueles restar importancia y crees que no es para tanto?

3.- ¿Piensas que pedir ayuda te hace vulnerable y te cuesta reconocer abiertamente que no sabes mucho sobre un determinado tema?

4.- ¿Te resulta más cómodo hacer lo que crees que esperan de ti que mostrarte tal cual eres, te escudas tras una sonrisa antes de mostrar tus verdaderas emociones?

5.- ¿Interiormente te sueles comparar con los demás y/o competir con ellos?

Cada respuesta afirmativa es un indicador que hay aspectos de tu autoestima que aun pudes mejorar. Pero ¿cómo?.

Aquí tienes 3 herramientas muy sencillas que te pueden ayudar.

1.- Acéptate. Aceptar no es negar ni resignarse, sino reconocer que las cosas no son como quisiéramos que fueran.

2.- Actúa. Sólo la práctica conduce al verdadero camino del cambio. Mejorar la autoestima no es una decisión sino un aprendizaje, no importa cuantas veces te salga mal, sino cuantas veces estés dispuesto a intentarlo.

3.- Háblate a ti mismo de la misma manera que le hablarías a un amigo.  Escúchate, anímate, no te juzgues, dedícate tiempo y en tu diálogo interior utiliza las mismas palabras de respeto y apoyo que usarías con tu mejor amigo.

Anuncios

¿Conoces tus competencias emocionales?

imagen emoticones

Rabia, ira, alegría, satisfacción, miedo, sorpresa, vergüenza, tristeza…las emociones forman parte de nuestro día a día y condicionan nuestro comportamiento con los hijos, con la pareja, en el trabajo, con los amigos…

Cuando escuchamos música, cuando decidimos comprar un producto y no otro, cuando estamos haciendo cola, cuando conducimos… incluso cuando leemos un WhatsApp estamos en contacto directo con las emociones.

Ante ellas podemos optar por negarlas (lo que no significa que desaparezcan), podemos dejarnos llevar por ellas (renunciando así a nuestra voluntad), o podemos intentar gestionarlas de la mejor manera posible para mejorar nuestro bienestar. Cuando optamos por esta última opción utilizamos la Inteligencia Emocional, es decir, hacemos un uso inteligente de las emociones, utilizándolas como guías del comportamiento y del pensamiento para ayudarnos a mejorar nuestros resultados.

Pero de la misma manera que una persona no llega a ser un buen músico sin practicar y por el solo hecho de tener “buena oreja”, la Inteligencia Emocional también requiere de una puesta en práctica de las competencias emocionales.

TE INVITO…

Te invito a que leas estas 10 competencias emocionales e identifiques cuales de ellas tienes incorporadas en tu día a día y cuales crees que necesitas desarrollar.

  • Conciencia emocional: soy capaz de percibir e identificar con precisión mis propios sentimientos y emociones.
  • Regulación y expresión emocional: soy capaz de expresar las emociones acorde con el momento y las circunstancias. Puedo regular la impulsividad y  la ira y tolerar la frustración para prevenir sentirme mal.
  • Autoestima: Me satisface lo que pienso de mi, como me siento con esos pensamientos y como aplico todo ello en mi vida.
  • Automotivación: Me implico emocionalmente en las actividades de mi vida y sé darle un sentido a todo lo que hago.
  • Resiliencia: Por muchas veces que me caiga soy capaz de levantarme.
  • Asertividad: Soy capaz de decir “sí” cuando quiero decir “sí” y decir “no” cuando quiero decir “no”, respetando las ideas y los sentimiento de los demás.
  • Empatía: Puedo percibir las emociones y los sentimientos de los demás. Sé ponerme en el lugar de los otros.
  • Gestión de conflictos: Apuesto por la solución pacífica de los problemas a través del diálogo, la negociación y la mediación.
  • Responsabilidad: Tomo mis propias decisiones con autonomía y libertad.
  • Bienestar emocional: Con frecuencia me regalo momentos para mi y encuentro ocasiones para hacer aquellas cosas que me gustan.

Sea cual sea tu resultado, ENHORABUENA!! Porque tomar conciencia de uno mismo es el primer paso para alcanzar cualquier cambio.